MAGMAS (II)

RobertoSalgado3

Historia del Conjunto Musical MAGMAS (*)

Por ROBERTO SALGADO



Por el año de gracia de 1965, unos cuantos amigos del barrio con aficiones comunes como era el gusto por la música rock, siguiendo la tendencia de la época tratando de emular a los ídolos del momento como The Shadows, The Beatles, The Rollings Stones y conjuntos nacionales como Los Relámpagos, los Sirex y otros, tuvimos la idea de juntamos para formar un grupo que más tarde se llamaría Los Magmas y que finalmente estaría formado por cuatro componentes.


magmas-a2b

Haciendo un poco de historia y para no dejar a nadie en el olvido, os contaré, desde el principio, como fue la formación del grupo.

Antes de formar el conjunto -digamos que en serio- nos juntamos tres amigos que éramos Roberto Pineda gran aficonado a tocar la batería, Gabriel Luis García, como guitarra solista y yo, Roberto Salgado como guitarra rítmica.

Utilizando mi casa como lugar de esparcimiento y ensayo, pasábamos largas horas practicando y disfrutando de nuestra afición con guitarras españolas. Más adelante, incorporamos al grupo a Juan M. Rey, persona muy ilusionada en formar parte del conjunto y que añadió un instrumento del que carecíamos: una guitarra eléctrica de marca Invicta. Ni que decir tiene que nos parecía la guitarra más alucinante que jamás habíamos visto y con un precioso sonido que nos hacía creemos unos auténticos roqueros.

El citado Juan M. Rey nos volvió a ilusionar trayendo una guitarra de bajo con la que practicó y se especializó, siendo su instrumento defintivo en el futuro conjunto. A partir de este momento, pasamos a llamamos MAGMAS. Este nombre fue puesto por las influencias de cierta película con tema de volcanes, que estaban en cartelera por ese año.

Los ensayos dejaron de hacerse en mi casa por las molestias que se podrían generar al incorporar más instrumentos y más potencia en los amplificadores y pasaron a hacerse en la terraza de la casa de Juan M. Rey durante un tiempo, yendo posteriormente a un almacén de patatas y un taller mecánico, situados próximos uno del otro, en la calle BIas de Otero en Deusto. 

Fue en este momento cuando un conocido del barrio, Joaquín Mora, se incorporó al grupo como batería, con la batería de su propiedad. 


magmasCuatroMini

Esta incorporación hizo que Roberto Pineda quedase sin lugar específico en el grupo por lo que se prescindió de él. Su afición por la música, no obstante, continuó y continúa aún en nuestros días lo que da idea de su profesionalidad.

La prueba de la flamante batería acompañando a todo el conjunto la realizamos en la cocina de la casa del propio Joaquín donde pudimos comprobar la calidad de su sonido que nos pareció alucinante. Para nosotros, teíamos el mejor instrumental del mundo aún sabiendo que estábamos muy lejos de poseerlo. La ilusión era muy importante y nos daba fuerzas para continuar lo comenzado. 

Los ensayos a nivel de conjunto comenzaron en una casita situada en el interior del colegio de monjas de Ibarrekolanda. Esta casita tenía unas habitaciones, siendo una de ellas la que utilizábamos en exclusiva, siendo la primera vez que teníamos esa posibilidad y todo gracias a la gestión de una señora que tenía un kiosko de "chuches" frente al colegio, a la que se lo agradecemos profundamente.

Posteriormente y ya como conjunto alquilamos un primer piso en la Plaza de Los Tres Pilares de Bilbao la Vieja para los ensayos. A partir de este momento, comenzamos a salir a tocar en fiestas siendo nuestras primeras actuaciones en las de Munguía y en las fiestas de San Juan en Sondika, por mediación de la Orquesta Moreno en su faceta de representantes de orquestas y conjuntos.

Pasando un corto periodo de tiempo, alrededor del año, Juan M. Rey, Gabriel Luis García, y Joaquín Mora, decidieron dejar el grupo amistosa y definitivamente por temas personales. 

Con la decisión de volver a formar el conjunto nuevamente, contacté con Manolo a los teclados, con Constan a la batería, Román Varela Ramil al bajo y Manuel San Juan como guitarra rítmica, pasando yo a guitarra punteo.


Esta formación duró hasta que dos de sus componentes (Román y Manuel San Juan) se fueron a realizar el servicio militar, siendo sus ausencia suplidas por Nacho como cantante y Antonio Alcalde como contrabajo siendo esta la formación definitiva de Magmas con la que me he sentido plenamente identificado. 


(*) Ver también: MAGMAS: "La historia  según San Nicolás"




bilborama